Translate »
Al inglé

Cómo los servicios de Wealth Management incorporan la filantropía internacional

Facilitar la operativa y garantizar el cumplimiento normativo en los países de origen y destino de las donaciones es un servicio sencillo y valioso para clientes con visión y compromiso global
Skip to content

Ya formalizan alianzas con expertos 


Wealth Management con servicios de filantropía

Los servicios de Wealth Management incorporan la filantropía internacional. Se trata de ayudar a sus clientes cuando están interesados en realizar donaciones filantrópicas a entidades de otro país, facilitándoles la operativa y garantizando el cumplimiento normativo en los países de origen y destino de los fondos.

Es un servicio especialmente valioso para clientes con visión y compromiso global.

 

Wealth Management tradicional

Cuando hablamos de Wealth Management nos referimos a un conjunto de servicios financieros personalizados diseñados para ayudar a los individuos y familias a administrar su riqueza y a alcanzar sus objetivos financieros a largo plazo. Los prestan habitualmente asesores financieros, empresas de gestión patrimonial y bancos privados que trabajan con clientes de alto patrimonio neto y buena parte de las élites productivas.

El proceso de Wealth Management desarrolla y ejecuta estrategias de inversión personalizadas que se adaptan a las necesidades y metas de cada cliente. Estas estrategias incluyen principalmente la gestión de inversiones y riesgos, la planificación fiscal, la planificación patrimonial, la planificación de la jubilación y la gestión de riesgos. El objetivo es administrar y hacer crecer la riqueza a lo largo del tiempo, con el objetivo de maximizar los rendimientos mientras se minimizan los riesgos y se protege el patrimonio de los clientes.

 

Élites filantrópicas y Wealth Management

¿Se refiere el Wealth Mangement solo a la riqueza personal y familiar? ¿En términos solo cuantitativos y racionales, o además emocionales?

Entre los clientes de los servicios de Wealth Management también hay filántropos interesados en generar y apoyar a personas y entidades que mejoren el futuro de la sociedad. Todos conocemos grandes filántropos y mecenas de la historia de la humanidad, e incluso de nuestros días. Pero aquí no nos limitamos solo a ellos.

¿Nacen las buenas élites y las iniciativas transformadoras del futuro por casualidad?

Aunque es un tema poliédrico, se puede decir que, por un lado, las élites crean élites. Pero, por otro, también que los grandes países invierten y crean fábricas de talentos en sus principales instituciones educativas, especialmente en los países de referencia en la historia de la humanidad. Se puede decir que ambos ángulos confluyen y que los grandes países crean sistemas educativos que son fábricas de talentos sin fronteras.

Por eso los expertos en Wealth Management incorporan servicios relacionados con la filantropía de sus clientes. Una filantropía que por un lado es de proximidad, pero que por otro convive con desafíos globales en todo el mundo. Y una filantropía que requiere a su vez de servicios de asesoramiento fiscal, cumplimiento normativo e impacto, habituales en el día de este tipo de servicios financieros.

 

Sentido de las fundaciones de entidades de Wealth Management

Este nuevo escenario ha llevado a que las entidades de Wealth Management creen fundaciones propias para canalizar la filantropía de sus clientes. Les ofrecen fundaciones con su marca para gestionar proyectos sociales y benéficos de interés común.

A primera vista, esto puede parecer una buena idea. La entidad y sus clientes pueden mostrar juntos su compromiso con la sociedad y mejorar su imagen pública al tiempo que ayudan a afrontar retos importantes en la comunidad. Y lo pueden hacer incluso manteniendo la confidencialidad o la discreción de las donaciones que reciben, que a veces es un factor clave para los donantes. Sin embargo, esta práctica puede no ser la única que tenga sentido desde el punto de vista de la eficacia y la eficiencia. E incluso desde el ángulo de posibles cuestiones éticas o de conflictos de interés, ya que las donaciones inciden en una disminución del patrimonio gestionado.

Por un lado, es importante señalar que lo que los clientes esperan de las empresas y organizaciones de Wealth Management es la mejor gestión de sus inversiones. Porque esta es su experiencia principal. Por eso, si comienzan a ofrecer proyectos sociales es posible que los clientes se sientan confundidos.

Por otro, lo más habitual es que el cliente ya tenga sus propias prioridades filantrópicas como consecuencia de sus inquietudes y experiencias previas. Un ejemplo muy claro son las colaboraciones en investigación y becas con las escuelas de negocios en las que se han formado, frecuentemente de perfil internacional. Pero las hay de todo tipo, tanto de posibles prioridades personales como de tradición familiar e incluso de tendencias emergentes como la investigación en nuevos retos en el ámbito de la salud, la tecnología, el arte, la cultura, la longevidad o la sostenibillidad ambiental.

 

Colaboración, colaboración, colaboración

Por eso este tipo de servicios que unen clientes de Wealth Management y filantropía se pueden redondear a través de una de las grandes tendencias de futuro: la colaboración entre especializadas en ámbitos complementarios. Si el cliente ya tiene decidido el ámbito de actuación o la entidad beneficiaria de su compromiso con la sociedad, las entidades de Wealth Management le pueden aportar la eficacia y eficiencia operativa desde el punto de vista fiscal y de cumplimento normativo. Porque es algo que hacen habitualmente. Pero en este caso en colaboración con expertos en filantropía internacional que hagan que el donante solo se tenga que encargar de hacer su donación como considere. Y reciba a cambio la seguridad de un proceso transparente, bien planteado y ejecutado desde el punto de vista normativo y fiscal.

En conclusión, siempre es importante que cada uno se centre en su área principal de especialización. Aquí también. Las entidades de Wealth Management pueden realizar actividades que están fuera de su ámbito principal de competencia, siempre que sea en colaboración con expertos que ya prestan este tipo de servicios especializados a donantes y organizaciones internacionales sin fines de lucro. Al asociarse, podrán evitar que se presenten conflictos éticos ni de intereses y ofrecer a sus clientes un servicio valioso mediante el acceso a una amplia gama de recursos, conocimientos y experiencias en el campo de la filantropía y su compleja operativa internacional.

 

Más información

Los sistemas educativos y la filantropía sin fronteras

Empresa y Sociedad preside Transnational Giving Europe durante 2023